¿Ahora si los sorprendí con el título no? Hoy voy a despejar algunas dudas. Muchos de mis clientes me han comentado su disyuntiva ¿cómo publico en redes sociales?, ¿hablo yo o habla la marca? ¿Cómo separarme de la marca? (aunque todo mundo sabe que trabajo para ellos).

Me puedo descoser explicando el branding y el cobranding, pero mejor les pongo ejemplos para ilustrar mi punto: Consideren que lo que leerán a continuación no obedece a los nombres ni marcas reales (porque luego me hablan para reclamarme) aclarado el punto, ahí va.

CASO UNO

Arturo es gerente de ventas, trabaja para Pepsi, entonces tuvo la maravillosa idea de poner su user de Twitter como @ArturoPepsi ¿pero qué creen?, a Arturo lo van a despedir de Pepsi. Es común que cuando trabajamos para una marca, un medio informativo, un club deportivo, nos emocionemos y mezclemos nuestro nombre con el de la marca, la forma correcta de comunicar que efectivamente estamos orgullosos de trabajar con ellos es incluirla, tal vez en la información de perfil, donde describes tu biografía, ahí puedes poner “actualmente colaborando con..” pero por favor, tú te llamas Arturo y Pepsi no es tu apellido.

La recomendación para él es trabajar en posicionarse como experto en ventas, publicar sus experiencias en el ramo sin mencionar constantemente el lugar de su trabajo, total, ya está en la BIO; así, cualquier otra marca sabrá que Arturo -que hoy trabaja en Pepsi- es el mejor candidato que pueden reclutar y si cambia de marca, sólo cambia el “actualmente colaborando con…” y suma su branding con el de la nueva y maravillosa empresa.

CASO DOS

Roberto tiene un negocio de compra-venta de automóviles, entonces su e-mail, sus nombres de usuario de redes sociales y hasta su foto de perfil son un @autobotmx ¡no! Una cosa es tu personal branding, es decir, Roberto es dueño y sabe del tema de autos y otra cosa es su marca; yo sé que es difícil separar, pero pensemos en Cemex y el finado señor Zambrano: Era una perfecta y clara muestra de cómo separar una cosa de la otra; la marca tenía su personalidad propia, su tono de comunicación y el señor Zambrano, aunque era de todos sabido que dirigía la marca, manejaba sus perfiles con su opinión muy personal, independientemente de la marca; es más ¡él tenía mas seguidores que Cemex!, así que a Roberto le expliqué que no es un Transformer, que autobotmx es la marca y que él debe de posicionarse como experto en el tema de autos. También le sugerí sustituir su foto de perfil por su verdadero rostro, sonriendo, sin luces altas.

CASO TRES

Cecy tiene un salón de belleza ¿adivinen cómo se llama el salón? ¡exacto! “Cecy´s Beauty Salón” aquí el asunto es distinto, porque Cecy es la marca, las clientas vamos a ese salón porque las maravillosas manos de Cecy nos dejan el cabello “nunca visto”.

Llego al salón y si no está ella, mejor me voy. ¿Ven como Cecy sí es marca?

Entonces lo que ella tiene que hacer es poner su nombre en todas partes y basar su negocio en su personal branding porque ELLA es la marca, por lo que le recomendé no duplicar sus nombres de usuario y posicionarse como el hit en pelos… cabellos, cabellos.

¿Cómo estás manejando este tema? Soy toda ojos ¡cuéntame! Gracias por leer.

Publicado en El Imparcial el 23 de septiembre, 2016